Contacto Sedes Weber Portal WhatsApp

Weber Maschinenbau invierte en una planta de producción de última generación

Automatización de metal Weber
Foto (de izq. a der.): Tobias Weber, Günther Weber, Dr. Stefan Rudolph, Bernd Jaehner
El procesamiento de chapa automatizado más moderno del mundo se puso en funcionamiento en la planta de Neubrandenburg

Las inversiones forman parte del día a día en Weber Maschinenbau. La empresa siempre ha invertido en tecnología de última generación para la producción y, sobre todo, en automatización. Una inversión particularmente impresionante se presentó e inauguró en agosto en la sede de Neubrandenburg: la nueva planta de producción de chapa. En presencia de invitados del ámbito empresarial y político, Tobias Weber, director ejecutivo de Weber Maschinenbau, el fundador de la empresa Günther Weber, el Dr. Stefan Rudolph, Secretario de Estado para Asuntos Económicos del Estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, y Bernd Jaehner, Ventas de TRUMPF, pusieron oficialmente en funcionamiento el sistema.

Con este nuevo sistema totalmente automatizado de TRUMPF, la empresa puede fabricar piezas y componentes de acero inoxidable necesarios para la producción de líneas de corte y empaque para la industria alimentaria de forma altamente eficiente y en red. «En primer lugar, la inversión supone un claro valor añadido para nuestros clientes, ya que se abren nuevas capacidades productivas y, por tanto, somos más rápidos. La expansión también creará nuevos puestos de trabajo», explica Tobias Weber, director ejecutivo de Weber Maschinenbau. Anteriormente, el mecanizado láser y el plegado de las piezas de acero inoxidable, en particular, representaban un cuello de botella en el proceso de producción. Esto limitaba el crecimiento y las capacidades de producción. Con el nuevo sistema automatizado de plegado y mecanizado láser, este cuello de botella se resuelve y los siguientes pasos de procesamiento se pueden suministrar con más piezas. Esto garantiza la estabilidad de la sede, el crecimiento y una mayor cantidad de puestos de trabajo en procesos posteriores. La empresa siempre ha confiado en gran medida en la producción propia. «Para mí, el desarrollo y la producción van de la mano», dice Weber, que es la segunda generación en dirigir la empresa familiar.

Gracias al alto grado de automatización y la interconexión integral de cada una de las máquinas, el sistema produce las 24 horas del día, los siete días de la semana, lo que conduce a una reducción del 30 % en los tiempos de inactividad del láser y una reducción del 40 % en el tiempo del proceso de plegado. La nueva automatización de chapa costó alrededor de 3,4 millones de euros. La inversión fue subvencionada con 800 000 EUR por el estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental.